Blog Información de Interés

¿Por qué se recupera un enfermo antes si le regalas flores?

Beneficios que aportan las flores a los enfermos

Según un reciente estudio de la Universidad Estatal de New Jersey, recibir flores produce una alegría inmediata que no lo hacen otros regalos. Además, aquella persona que ha enviado las flores es considerada  como una persona amistosa, agradable y de confianza. Cuando recibimos flores, sonreímos de una manera inmediata y voluntaria, sonrisa que es sólo la respuesta generada por una emoción agradable. Nuestro cuerpo genera automáticamente endorfinas, necesarias para la óptima recuperación, primero de nuestro estado emocional y anímico y después de nuestro estado de salud general.

La Universidad holandesa de Wageningen, experta en la investigación de los beneficios que nos aporta la naturaleza para mejorar nuestra calidad de vida, revela que además de influir en nuestro estado de ánimo, que ya hemos comentado, las flores ejercen también un efecto beneficioso sobre el comportamiento de los seres humanos. Nos sentimos menos deprimidos, sentimos más compasión hacia los demás y tenemos menos preocupaciones y ansiedad.

¿Sabías que las flores, sus colores y también sus aromas, influyen y mucho en nuestro estado de ánimo? Las flores no sólo embellecen y mejoran el ambiente en el que nos encontramos, también lo hacen más acogedor, por su hermosura, por su olor. Solamente hay razones por las que rodearse flores para mejorar nuestra salud. Estas nos ayudan a estar más tranquilos y relajados, nos inspiran, mejoran nuestra salud emocional y cuando nos las envían como un regalo, nos alegran el día y todo es diferente. En el hospital o en sus domicilios, alivian el dolor de los enfermos. A las mamás que acaban de dar a luz, les alegra la bienvenida que damos con las flores a sus pequeños.

Un precioso ramo de flores siempre es un perfecto elemento decorativo para mejorar nuestro humor en esos momentos en los que estamos enfermos, tristes, decaídos, estresados… No es necesario aclarar que las personas enfermas necesitan tranquilidad y paz mental para recuperarse. Las flores mejoran nuestro humor considerablemente, y desde luego, cuando estamos enfermos, realmente necesitamos cualquier excusa para sonreír. Ya sólo la sorpresa de la entrega de las flores, en el hospital, en casa, a todos nos arranca una sonrisa. Además de sorprender a la persona a la que regalamos, conseguirás que se sienta mejor después de transmitir tu cariño y tu apoyo. Hay momentos en la vida que es imprescindible mejorar esos sentimientos.

Por otro lado, las flores no sólo son bonitas, también perfuman. Ayudan a aromatizar la habitación de forma completamente natural, sin perfumes artificiales. Es particularmente beneficioso cuando alguien está enfermo, ya que ayuda a enmascarar el típico “olor a hospital”, que muchas veces es bastante deprimente.

También algunos estudios demuestran que regalar flores a alguien enfermo mejora su tolerancia al dolor. Los pacientes que se recuperan en una habitación con flores utilizan una menor cantidad de analgésicos que los pacientes que no tenían flores. Otros estudios también han concluido que las plantas y flores ayudan a mejorar la salud cardiaca de los pacientes, en contraposición de aquellos que no contaban con ellas en su habitación.

Los colores son muy importantes a la hora de regalar flores:

Las flores rojas resultan estimulantes.

Las flores azules son sinónimo de relax, favorecen el sueño y la concentración.

Las flores amarillas son ideales para iluminar, generan un ambiente cálido y acogedor, pero combinado con otro color. Un exceso de amarillo puede  generar ansiedad.

Las flores rosas o moradas transmiten paz interior, ternura y mucha calma, ideales para situaciones de estrés.

Las flores blancas nos transmiten tranquilidad, nos darán un ambiente de paz y calma.

Las flores naranjas activan a la persona, son colores tropicales.

Y las flores verdes siempre han sido un color relacionado con la esperanza, el crecimiento, la naturaleza, la paz y la armonía.

Por todo ello existen los ramos de flores y colores variados, que nos pueden aportar con mucha elegancia un popurrí de muchas emociones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *