El día 1 de Octubre celebramos el Día Internacional de nuestros “Ancianos”

El día 1 de Octubre celebramos el Día Internacional de nuestros “Ancianos”

Desde Flores en Red, nuestra Floristería de Vitoria, queremos hacer una reflexión sobre un artículo que leímos en algún momento y hacernos eco de una triste realidad.

¿Sabías que las autopsias crecen cada año y que cada vez mueren más ancianos solos en su casa?

1 de Octubre Día de los Ancianos

1 de Octubre Día de los Ancianos

Hace años esto no ocurría. Con el ritmo  vertiginoso que llevamos hoy en día en nuestros hogares, en nuestras vidas, hace que necesidades tan lógicas y por supuesto básicas como atender a nuestros hijos, a nuestros familiares enfermos y nuestros mayores, hace que cada vez sea más difícil. Y desde luego, nuestros ancianos cada vez viven más solos. Antiguamente, las amas de casa eran las que se ocupaban de todos estos menesteres y ahora con la incorporación a la vida laboral de las féminas, esto, se ha convertido en una misión imposible de realizar y atender.

Hace años, una vez, oí a una persona, para mí de esas personas sabias que te encuentras en la vida, que el “ciclo de la vida es un círculo”. Según nacemos, así mismo morimos, con las mismas necesidades. Pero la diferencia es abismal, un bebé está colmado de todas las atenciones y cuidados y a una persona anciana, con las mismas necesidades, no se le presta la misma atención.

Flores para mis abuelos

Flores para mis abuelos – Flores en Red

¡No podemos cuidar a nuestros ancianos, que se nos enferman!  ¡No tenemos tiempo de ello!

¡Qué generosos son siempre! Ellos saben que no disponemos de tiempo y en muchas ocasiones no nos enteramos ni de que han enfermado. Nos vamos acomodando y ni siquiera sabemos qué tal se encuentran. Dejamos de ir a verles, los días van pasando rápido y luego nos asombramos cuando oímos que un pobre anciano lleva varios días fallecido en su domicilio, incluso en casos extremos, algunos meses.

Deberíamos hacer examen de conciencia y ser también nosotros un poco generosos con ellos, en definitiva, devolverles una parte aunque sea ínfima de lo que ellos nos han regalado con su amor y generosidad.

Sólo un poco atendidos, a lo mejor no tendríamos tantas noticias de que un pobre abuelo ha fallecido sólo, ni los forenses tendrían tanto trabajo, por no saber ni de que ha fallecido.

 

 

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *